La ruleta francesa se ha convertido en uno de los juegos de casino más populares por excelencia. Claramente es más reconocida en países europeos dado a su lugar de origen; sin embargo, ha ganado adeptos en el mundo entero de forma paulatina por lo beneficiosa que resulta para el usuario en comparación con otros formatos de la ruleta.

#CasinoRatingBonos
1 Lea esta revision BONO DE BIENVENIDA DEL 100% HASTA 300€ Visitar
2 Lea esta revision Bono de bienvenida de hasta $1.600 Visitar
3 Lea esta revision 100% Garantizado HASTA $100.000 de tu 1er depósito Visitar
4 Lea esta revision BONO POR DEPÓSITO $1000 Visitar
5 Lea esta revision 100% hasta 40.000 COP Visitar
6 Lea esta revision Bono del 100% hasta $200.000 +100 Tiradas GRATIS Visitar
7 Lea esta revision Paquete de Bienvenida 1500€ +150 Tiradas GRATIS Visitar
8 Lea esta revision Bono de nuevo jugador de hasta 100$ Visitar
9 Lea esta revision 100% hasta 50.000 COP TU PRIMER DEPÓSITO Visitar
10 Lea esta revision Deposita $50 juega con 100$+10 tiradas gratis Visitar

El objetivo es común para todas las versiones de la ruleta: la bola se coloca dentro de la rueda en movimiento y  la casilla ganadora entre las treinta y siete será aquella en donde esta bola caiga. El resultado básicamente depende la aleatoriedad.

Ruleta francesa vs la ruleta americana y europea 

ruleta francesaLa ruleta francesa es a menudo homologada a la versión europea del juego de la ruleta. Ciertamente estas son bastante similares, al menos en lo referente a la distribución de las casillas en rojo y negro. No obstante, existen ligeras variaciones en las reglas qué distan de las empleadas en la ruleta americana e incluso en la europea.

Lo más atractivo sobre la ruleta francesa es que es la modalidad más provechosa para el jugador. Asimismo, es mucho más flexible en ciertos aspectos (acepta un mayor número de participantes) y también es considerada la versión más adecuada para jugadores expertos, puesto que el mínimo de las apuestas tienen un valor más elevado en comparación a la ruleta americana.

Para visualizar con mayor facilidad estas características distintivas, consideremos:

La estructura de la mesa: tanto en la ruleta americana como en la europea el tablero funciona de forma similar, con uno solo de sus lados disponibles para las apuestas. En este caso los jugadores pueden distribuirse a ambos lados de la mesa, lo que permite justamente que pueda incorporarse un mayor número de personas.

Crupiers: la tradicional modalidad europea se caracteriza por la presencia de dos de ellos en la mesa, mientras que la americana cuenta únicamente con uno. En la ruleta francesa se emplean tres y cada uno de ellos tiene una función establecida. Esto se debe a que la mesa es mucho más grande, por lo que los jugadores requieren de mayor asistencia.

Uso de rastrillos: en los casinos reales, los crupieres realizan el manejo de la mesa a través de esta herramienta. Con ellas recogen las fichas y realizan diversos movimientos.

Las fichas: aquí se emplean  planas de valor de casino en lugar de simples fichas de colores sobre la mesa. Con ellas se define el valor de la apuesta hecha por cada participante.

La Partage y En Prison: las reglas distintivas y favorecedoras

La regla más básica de la ruleta (cualquiera de ellas) es la apropiación de la casilla del cero por parte de la casa. Es gracias a ello que el casino también cuenta con una pequeña probabilidad de recibir el dinero de las apuestas si se ve favorecido por el azar.

Es bien conocido que la ruleta americana es la versión que más favorece a la casa, pues tiene bajo su poder dos casillas (el cero y doble cero). En la ruleta francesa ocurre lo contrario; en ella son mucho menores las posibilidades de que la casa resulte triunfadora. Esto se debe a la existencia de dos reglas exclusivas para esta modalidad: La Partage y En Prison.

De acuerdo a la regla La Partage, los participantes solo pierden la mitad de su apuesta en los números pares. Esta es válida para todas las apuestas que incluyen 18 números, es decir, la mitad de las casillas.

Por su parte, En Prison también es común a la ruleta europea, y en ella se establece que el jugador puede recuperar su apuesta y utilizarlo nuevamente en otra ronda si al bola acaba en la casilla del cero siempre y cuando la apuesta este realizada con dinero en un monto par.

Estas reglas tan peculiares y la ausencia de una casilla doble cero que favorezca a la casa son las razones por las que la ruleta francesa es mucho más segura para el participante. Manejar estas reglas especiales puede ser una de las claves del éxito si juega a esta ruleta, puesto que mejorarán su estrategia y disminuirán las probabilidades de que pierda su dinero a manos de la casa.

Tipos de apuesta recomendadas 

En la ruleta francesa se encuentran las modalidades de apuestas comunes a todas. El jugador puede ir a su casino -bien sea real u en línea- y decantarse por una apuesta sencilla o por una combinada (o múltiple).

Las apuestas sencillas son aquellas que se registran en la propia mesa de la ruleta francesa. Estas incluyen normalmente 18 números, por lo que incluye los tándems de números pares o impares, casillas negro o rojo o números menores (del 0 al 18) o números mayores (19-36). En todas ellas se paga 1×1, es decir, la casa paga como ganancia la misma cantidad de dinero apostado.

Ahora bien, también es posible optar por una apuesta del 12 números, bien sea escogiendo alguna de las tres docenas de la mesa (con los números del 0 al 11, del 12 al 23 y del 24 al 36) o alguna de las tres columnas distribuidas en la tabla. En estos casos no importa si la casilla es de color rojo o negro, solo se toma en cuenta el número. Son pagadas al 2×1.

Entre las modalidades combinadas o múltiples podemos conseguir una gran variedad. Si juega con cautela puede encontrar grandes posibilidades de ganar en la ruleta, y para ello debe conocer las combinaciones de números y casillas más populares.

Estas apuestas generalmente son de tipo tapete, es decir, aquellas en donde el participante cubre diversas posibilidades con una sola ficha. Las más populares en la francesa son la de a pleno, en donde la apuesta va por un solo número; caballo, donde se abarcan dos números adyacentes y transversal, cuando se apuesta por toda una fila e incluye tres números.

Estas tres se pagan como 35×1, 17×1 y 11×1 respectivamente. En popularidad le sigue el cuadro, en donde se abordan cuatro números en el tapete con una única ficha y es pagada en una proporción 8×1 y la seisena, en donde no se cubre una sola fila sino dos, es decir, 6 números. Esta se paga 5×1.

Las apuestas también se clasifican como externas (haciendo referencia a las sencillas porque se hacen en el exterior del tapete) o internas (considerando las combinadas puesto que se realizan en la sección interna de la mesa, donde se encuentran los números).

 El casino online para la ruleta francesa

La ruleta francesa es mucho más popular en casinos reales, ya que los jugadores de casinos en línea generalmente optan por cualquiera de las dos otras versiones mencionadas. No obstante, los jugadores has descubierto que esta ruleta les resulta más favorecedora y gracias a ello el juego se ha popularizado en el mundo entero en estos casinos de la web.

Jugar es bastante sencillo en esta modalidad: el usuario simplemente deberá escoger la cantidad de dinero a apostar, el modo o tipo de apuesta y seleccionar la opción de girar.

Esto no es lo único: el participante puede disfrutar de la ruleta francesa en una versión mucho más real y atractiva desde la comodidad de su hogar, gracias al casino en vivo. De esta forma, podrá visualizar la acción de los crupiers al girar la ruleta y lanzar la bola e incluso interactuar con ellos a través de un chat en directo.

Recomendaciones básicas antes de realizar apuestas en la ruleta francesa: 

Defina su banca y respete sus límites: la ruleta francesa permite apuestas mucho más altas, por eso es más reconocida por los veteranos que por aquellos que apenas comienzan. Sin importar cuál sea el caso, es importante respetar la marca de la banca y el dinero allí disponible. Debe evitar grandes pérdidas de dinero.

Opte por modalidades online: los casinos de este tipo se han vuelto mucho más populares en estos días, desplazando en gran medida a los locales. Una de las razones más importantes es que se puede jugar incluso gratis, lo que es ideal para adquirir experiencia.

Aunado a ello, estás páginas proveen al usuario de un casino bono al inicio y esto es muy importante si no cuenta con suficiente dinero para apostar, o si quiere probar antes de introducir dinero real en el juego. Las versiones de la ruleta francesa online son mucho más beneficiosas, cómodas y versátiles y los bonos que ofrecen son realmente atractivos.

No emplee estrategias de apuesta: algo que se ha vuelto muy común en los juegos de casino es el uso de apuestas como La Martingala, cuando estás realmente no aumenta las posibilidades de ganar para el participante.  Recordemos que la ruleta es un juego de azar, muy diferente al blackjack o al póker (los otros juegos de casino más populares) por lo que la estrategia de juego más importante -y quizás único- es saber escoger el tipo de apuesta más adecuada.

En este sentido, la estrategia más eficaz es buscar información todos los tipos de apuestas posibles en la ruleta francesa y actuar cautelosamente.  De igual manera es muy recomendable comenzar con montos pequeños, haciendo uso de los bonos ofrecido por los casinos de la web para comenzar a apostar  y a familiarizarse con la mesa.

¿Realmente vale la pena jugar a la ruleta francesa?

La ruleta es una de los mejores juegos para aquellos amantes de las apuestas, los números y el azar. Es un juego entretenido, fácil de entender y muy emocionante, sin embargo, siempre es importante actuar con cautela. Por supuesto, siempre hay riesgo de perder grandes cantidades de dinero, por lo que el problema no es jugar, sino la falta de control en el participante.

La versión francesa es una de las mejores opciones para aquellos que desean una versión más refinada del popular juego de la ruleta y que además les gustaría llevar una ventaja mayor sobre la casa. Entre las diversas modalidades, esta es sin duda la más recomendada.

Finalmente recuerda: juega online para obtener bonos y adquirir mayor experiencia. Posteriormente estarás más preparado para un casino real, en vivo o para apuestas de mayor relevancia. Con las modalidades en línea, el casino y la diversión están al alcance de su mano.